¿Reconocerías una de las nuevas patrullas encubiertas con “camuflaje” digital?

Depende de la perspectiva de cada persona, pero la realidad es que cada día las mejoras tecnológicas en los vehículos policiales, específicamente los “encubiertos” hacen algo bueno y malo. Llegamos al punto en que debemos asumir que cualquier vehículo puede ser un auto de la policía.

Los nuevos vehículos tanto sedanes como SUVs no llaman la atención para nada, no hay antenas sobre el techo, ni luces, tampoco la palabra “POLICE” a los costados, mucho menos reflectores instalados sobre los espejos laterales, estos vehículos pueden aparecer de la nada.

En modelos anteriores se distinguían las luces azules y rojas en los interiores a la altura de los parasoles, las cuales eran instaladas después de salir de la fábrica.

Cada día se incorporan a la fuerza policial vehiculos color gris como Expeditions, Explorers, inclusive Camaros y otros vehiculos deportivos. Estos generalmente pueden pertenecen al departamento de policía local, sheriff o inclusive state troopers.

Cada vez se encuentran menos los famosos Crown VIctorias, que son muy reconocidos ya que en la época de los 90’s y 2000’s eran el estándar para patrullar, estos vehículos igual que los nuevos modelos tienen mejoras, como suspensiones más duras, mejores frenos, mayor velocidad y tiempo de aceleración, algunos de ellos cuentan con blindaje.

Estos nuevos modelos cuentan con luces instaladas en el borde del techo, son de bajo perfil y cuentan con tecnología LED y controladores digitales lo que los hace virtualmente irreconocibles. Se encuentran además conectados a la red inalámbrica o “WiFi” por lo que no requieren de voluminosas antenas y por si fuera poco los modelos vienen adecuados con faros de combinación XENON/LED de fábrica, ahora ya no es necesario instalar equipo fuera de las características de los modelos particulares que circulan por las calles y se mezclan fácilmente gracias su camuflaje digital con el resto del tráfico.

Carlos Bunay