¿Por Qué Celebramos La Nochebuena Y La Nochevieja?

Las Unicas Dos Visperas Que Celebramos

NAVIDAD

Celebramos la Nochebuena porque tradicionalmente se cree que Jesús nació a la medianoche y celebramos la víspera de Año Nuevo porque la medianoche es cuando el año cambia. También es probable que los diferentes conceptos históricos del tiempo contribuyan al desarrollo de las vísperas tradiciones: en la antigua Grecia, cada día terminaba y cada día comenzaba al atardecer.

Esta tradición persiste en el calendario hebreo, y probablemente también afectó al calendario cristiano primitivo. Aunque nunca se menciona explícitamente en la Biblia que Jesús nació a la medianoche, al menos un pasaje de Sabiduría 18 lo insinúa, diciendo que el nacimiento ocurrió cuando ” Un silencio sereno lo envolvía todo, y al mediar la noche su carrera͟. Basado en esta pista, la “Natividad” (Nacimiento de Jesus)-la frase de la cual recibimos la palabra “Navidad” o ͞Christmas͟ en ingles que se deriva de ͞Christ’s mass͟ – se celebró por primera vez a la medianoche anterior al día de Navidad en el año 380.

Ese año, la Navidad se celebró el 6 de enero, pero cuando la fecha de Navidad fue reiterada al 25 de Diciembre por la iglesia , la tradición de una misa de medianoche anterior a la celebración del día continuó y fue adoptada posteriormente por otras denominaciones cristianas. La Navidad se ha vuelto cada vez más secularizada desde el siglo XIX, pero la Nochebuena ha seguido siendo una parte importante de las celebraciones navideñas debido a la popularización de Santa Claus, que exige preparaciones como colgar medias y colocar galletas en Nochebuena.

 

AÑO NUEVO

La gente siempre ha celebrado el día de Año Nuevo, aunque su ubicación en el calendario se ha movido bastante a lo largo de la historia occidental.

El calendario Juliano consideró el 1 de enero el primer día del año nuevo, pero en la Europa medieval, las fechas con mayor significado religioso (como el 25 de diciembre, 25 de marzo -la fecha tradicional de la Anunciación- y Semana Santa) se marcaron como el día de año nuevo, hasta que Europa gradualmente cambió al calendario Gregoriano en los siglos XVI, XVII y XVIII. Históricamente, las personas siempre han celebrado la llegada del nuevo año, aunque según la concepción de su comunidad sobre cuándo comienzan los días, es posible que comiencen la celebración al atardecer o al amanecer en lugar de a la medianoche.

En los siglos XVIII y XIX, los europeos occidentales y los estadounidenses comenzaron a etiquetar la medianoche entre el 31 de diciembre y el 1 de enero bebiendo, tocando campanas o disparando cañones o fuegos artificiales, pero cada comunidad mantuvo su propio tiempo, por lo que la medianoche de una ciudad podría no alinearse con la medianoche del pueblo vecino. Cuando se adoptó el horario estándar en la Conferencia Internacional de Meridianos en 1884, la medianoche se convirtió en la línea divisoria oficial entre los días en todo el mundo. Ahora, las personas podían calcular el tiempo oficial por telégrafo, y asi es como contar hasta la medianoche en la víspera de Año Nuevo se estableció como una tradición no solo en América y Europa, sino en todo el mundo.

Carlos Bunay