LOS LEGGINGS SON LO DE HOY Y LAS VENTAS PROSPERAN

Los leggings han disfrutado de retornos esporádicos desde su apogeo de los 80s, pero este año están teniendo su mayor regreso hasta ahora.

El minorista en línea Asos, que tiene 1.021 estilos a la venta en su sitio web, dijo que las ventas de sus estilos de marca crecieron más de 180% año tras año, y que ya vendió 95% más leggings este año en comparación con 2017.

Mientras tanto El motor de búsqueda de moda Lyst, dice que los leggings son actualmente uno de sus artículos más buscados en todo el mundo, registrando 430,000 búsquedas al mes por la palabra.

El aumento de la demanda es resultado directo de que más personas incorporen el fitness en sus rutinas diarias y quieran hacer una declaración de estilo mientras lo hacen, según Vanessa Spence, directora de diseño de Asos, donde los precios del artículo van desde $10 a $210.

“El cliente de Asos quiereun producto que exprese su individualidad y nuestra amplia oferta cubre una variedad de colores brillantes y apagados, y también estilos impresos”, dijo Spence. “En el lado de la ropa deportiva, los consumidores se han dado cuenta de que ser activo no es una tarea ardua, es una elección y, por supuesto, los leggings son una pieza fácil de usar, ya sea tomando un café con amigos antes de una clase o simplemente relajándose en casa después de una caminata”.

Los creadores de tendencias, incluyendo a Kim Kardashian y Sienna Miller, han sido vistos usándolos durante sus mandados, y la marca favorita Zara ha diseñado muchos de sus vestidos de la nueva temporada usando leggings debajo.

Esta temporada, las marcas de pasarela están entrando en la tendencia. Gucci, Balenciaga y Dolce & Gabbana están volviendo a introducir los leggings en el vocabulario del vestuario, mientras que los estilos de Richard Quinn, Marine Serre y Burberry vienen con estilos parecidos a las medias. “Los leggings continúan siendo la categoría más popular dentro de nuestro estudio de ropa deportiva y nuestra compra ha aumentado cada temporada”, dijo Natalie Kingham, directora de compras de moda en Matchesfashion.com, donde los precios oscilan entre £ 180 un aproximado de $200 por leggings metálicos de satén elástico de Junya Watanabe a £1.380 ($1,600) por un estilo de cuero de Givenchy.

Los clientes querían leggings que pudieran usar en el gimnasio o para cenar con amigos, dijo, y por lo tanto querían estilos que les permitieran “seguir luciendo chic mientras lo hacen”.

Los precios de pasarela pueden hacer que algunos se estremezcan. Lyst informa que el gasto promedio en su plataforma para un par de leggings que no son simplemente ropa deportiva ha aumentado en un 49% año tras año, de $80 a $120. El resurgimiento de los leggings alimenta un apetito más amplio por el deporte.

Forbes informó este año que los entrenadores deportivos, por ejemplo, vendieron más calzado deportivo, refiriéndose a un estudio publicado por la compañía de investigación de mercado NPD Group. Los leggings, al parecer, son el último artículo para confirmar la trayectoria ascendente de la categoría deportiva.

“A menudo me preguntan si la burbuja alrededor del deporte estallará a corto plazo, y la respuesta es no”, dijo Matt Powell de NPD en el informe. “El athetismo gobierna la pasarela, y la línea entre lo que es un zapato deportivo y un zapato informal continúa difuminándose. Las marcas y los minoristas deben seguir alimentando esta tendencia”.

En cuanto a hacia dónde se dirigirá la tendencia, Lyst puede tener la respuesta: en el último mes, la palabra “meggings”, unos leggings diseñados para hombre, se ha buscado más de 500 veces.

Carlos Bunay