‘Robo Interrumpido’ Provocó Apuñalamientos En La Tienda Macy’s en Mall of America

Fiesta Latina

Dos hombres fueron apuñalados en la tienda de Macy’s en el Mall of America el domingo por la noche lo que la policía de Bloomington describió como “un robo interrumpido”.

Las víctimas fueron llevadas al Centro Médico del Condado de Hennepin en Minneapolis; sus lesiones no eran potencialmente mortales, dijo el jefe de policía de Bloomington, Jeff Potts, en una conferencia de prensa.

La policía arrestó a un sospechoso, que estaba detenido anteriormente por otros compradores después del asalto. El sospechoso tenía heridas menores, dijo Potts.

El incidente comenzó aproximadamente a las 6:45 p.m. en un vestidor del departamento de hombres en Macy’s. Dos hombres se probaban la ropa y salieron de el vestidor para mostrar a los demás en su grupo. El sospechoso entró al vestidor e intentó robar algunas de las pertenencias de los hombres.

El sospechoso fue interrumpido por los hombres; sacó un cuchillo y apuñaló a las víctimas. Otros compradores que estaban con las víctimas le quitaron el cuchillo al sospechoso y lo sometieron hasta que llegó la policía, dijo Potts.

Potts dijo a las 8:30 p.m. que el sospechoso no había sido llevado al hospital. Caracterizó las lesiones del hombre como “menores”.

Kim Schwieters de Grant, Minn., Estaba en el centro comercial con sus tres hijos. Estaban justo afuera de la entrada de Macy’s en el primer nivel y entraron a Macy’s cuando comenzó la conmoción.

“Vimos a dos policías corriendo hacia Macy’s”, dijo. “Para cuando llegamos a la zona principal, el departamento de hombres está a la derecha, más policías comenzaron a correr con las armas desenfundadas.

“Mi hija podía ver a personas tiradas en el suelo que habían sido apuñaladas”.

Schwieters dijo que su hija vio a dos personas en el suelo. La policía le gritó a todos en la tienda que limpiaran el área y luego cerró el nivel principal, dijo ella.

Ella también habló con un hombre que pudo haber visto al sospechoso antes del apuñalamiento.

“Vio al hombre caminando antes, hablando consigo mismo, realmente hablando en voz alta para sí mismo”, dijo. “Llamando atención a sí mismo”.

Otra mujer tuiteó: “Acabo de vivir la experiencia más aterradora de mi vida. Escuché a alguien gritar” ¡Me atrapó! ¡Me atrapó! ” Sabía que algo no estaba bien. Algunos otros compradores corrieron hacia los gritos, y alguien (que creo que era el hermano de la víctima) gritó ‘¡911!’ Llamé a la policía y me escondí”.

La mayoría de las tiendas cerró a las 7 p.m. Domingo; algunos restaurantes permanecieron abiertos hasta las 9 p.m.

Carlos Bunay